Cuando se realiza una nueva construcción o una reforma integral de una casa, los propietarios suelen preguntarse cual sería el mejor aislamiento para la vivienda. Y es que esto determinará la mejor forma de evitar pérdidas de calor, y, por lo tanto, perdida energía a la hora de calentar o enfriar la vivienda, lo que nos permitirá un ahorro energético y económico.
Instalar un buen aislamiento en paredes, techos e incluso suelos dependerá también de nuestras necesidades, la viabilidad técnica y el gasto que estemos dispuestos a soportar.

No obstante, le mejor aislante térmico es aquel que reúne las siguientes prestaciones:

 

        • Baja conductividad y alta resistencia térmica: para protegerte contra el frío y el calor.
        • Aislamiento acústico: si posee fibras amortigua y absorbe el ruido.
        • Una alta resistencia al paso del calor (R): para retrasar la entrada del calor en verano. (R entre 2 y 2,5 es un buen aislante)
        • Un buen comportamiento contra el fuego, para mejorar la seguridad en tu hogar

Debemos fijarnos en la conductividad, espesor y densidad del material, y su factor de resistencia a la difusión del vapor. A mayor espesor m, mayor resistencia térmica.
Por otro lado, hay que tener en cuenta que el tipo de aislamiento varia según sea en interior o exterior. Lo que está claro es que un buen aislamiento y su buena instalación, nos permitirá unos ahorros energéticos de hasta un 35% en el gasto de calefacción, lo que notaremos en la factura.

Consúltanos tus dudas y déjate asesorar por nosotros

Información: blog.caloryfrio.com