Como especialistas en el sector de la construcción, en Construcciones Vela nos gusta hacer hincapié en la importancia de las reformas. Nuestro equipo de profesionales está capacitado para realizar todo tipo de obras en tu hogar con el objetivo de introducir mejoras estéticas y funcionales. ¿Sabías que hay determinados arreglos que pueden aumentar notablemente el valor de tu vivienda? Sigue leyendo y descubre cómo puedes incrementar el valor de un inmueble…

Recientemente la sección de Negocios de El País publicaba un interesante artículo sobre el incremento del valor de las casas tras ser reformadas. Compartimos aquí un fragmento del texto para que puedas hacerte una idea de qué puedes mejorar en tu hogar.

El sector de las reformas

Que la compraventa y el alquiler de viviendas vayan como un tiro ha contagiado al sector de las reformas. Los propietarios se han embarcado en puestas a punto para aumentar el valor de sus pisos, tanto en venta como en alquiler. Las mejoras y reparaciones permiten a los propietarios obtener hasta un 30% más de renta, calcula Sebastián Molinero, secretario general de Andimac. En una ciudad como Madrid, pueden ingresar cada mes hasta 210 euros más por alquilar sus pisos (para una vivienda de 700 euros mensuales de renta). Y, en el caso de la venta, la revalorización de las viviendas reformadas está en torno al 20%, según la patronal. «Aumentar el valor de venta de la vivienda es uno de los principales motivos por los que los particu­lares acometen una reforma. Casi ocho de cada diez particulares creen que la renovación ha tenido un impacto positivo en el valor de su casa», según un estudio de la plataforma de reformas y diseño Houzz.

¿Qué mejoras aplicar en tu hogar?

Ahora bien, para conseguir estas ganancias el propietario debe contratar mejoras que muevan un poco de polvo, no solo meros lavados de cara coloristas y efectistas. Las actuaciones que más se realizan son en baños, cocinas y ventanas. Son las más valoradas por compradores e inquilinos, que también aprecian las reformas asociadas al mayor confort y al ahorro energético. También son las obras más caras: cocinas y baños se llevan más del 49% del presupuesto total de una reforma integral. Así, el propietario puede gastar desde 5.425 euros que cuesta la reforma integral de un baño a los 5.743 euros que supone remodelar la cocina por completo. El desem­bolso es menor en dormitorios, recibidores o terrazas, cuyas mejoras cuestan en torno a 1.600 euros cada una. La factura de las obras en salones y comedores está en unos 3.500 euros de media.

Lee el artículo completo aquí.