Los hogares de tamaño reducido son una realidad y en ellos agrandar determinadas estancias no es posible. Sin embargo, existen soluciones con las que agrandar los espacios de tu vivienda y generar una sensación de amplitud para que los espacios no parezcan tan pequeños ¡Saca el máximo partido a los metros disponibles!

 

Como agrandar los espacios de tu vivienda

 

Elimina compartimentaciones para agrandar los espacios

Crea ambientes diáfanos para crear la sensación visual de que el espacio es mayor. Las paredes quitan espacio que se puede aprovechar, elimínalas -cuando puedas- y unifica estancias.

Si no puedes prescindir de los tabiques, prueba a quitar algunas puertas, como, por ejemplo, las de paso. Así, comunicarás zonas, ganarás metros útiles y amplitud visual.

El blanco, el mejor aliado para aumentar metros cuadrados

El color de la pintura también es una herramienta con la que jugar para agrandar visualmente espacios. El blanco es sin duda el rey del engaño óptico, aunque también puedes optar por otras tonalidad claras y neutras.

Abre paso a la luz natural

La sensación de amplitud está directamente relacionada con la luz natural; así que intenta potenciarlo. Amplía las ventanas y escoge perfilerías finas; coloca estores, visillos o telas ligeras y colores claros que permitan que pase mas luz.

La magia de los espejos

Un espejo bien colocado hará que tu casa crezca y se vea más clara y luminosa. Es importante que elijas bien lo que se va a reflejar: enfréntalo a ventanas, puertas acristaladas que den al exterior, paredes altas o esquinas con el fin de acrecentar las proporciones.

Diseño horizontal

Recurre a líneas horizontales y de poca altura. Al quedar por debajo del nivel de los ojos, los elementos como armarios cerrados en el nivel inferior, por ejemplo, parecen ocupar menos que un mueble de las mismas proporciones colocado en vertical. Además, si ciertas piezas están suspendidas añadiremos sensación de apertura.

Lo mismo podemos decir de los muebles de poco peso visual: sillas con paras finas, mesas con un pie o estanterías metálicas y abiertas. Líneas sencillas que transmitan ligereza.