Riesgos de la falta de mantenimiento del tejado - Luis Miguel Vela. Constructores, albañiles y reformas en Alcazar de San Juan
construcción, reformas, albañiles, albañiles en Alcázar de San Juan, reformas en Alcázar de San Juan, reformar el baño, trabajos de albañilería
623
post-template-default,single,single-post,postid-623,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.6,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
 

Riesgos de la falta de mantenimiento del tejado

Riesgos de la falta de mantenimiento del tejado

 

Evita riesgos con un buen mantenimiento de tu tejado

Los principales riesgos de la falta de mantenimiento de los tejados son dos:

  1. La rotura y eventual caída de una teja

  2. La formación de grietas y goteras.

 

Rotura y caída de la teja

Si una teja se despega y queda suelta, la gravedad y el viento podrían hacer que caiga, con el natural riesgo de que lastime a alguien o rompa algo que esté debajo. Para saber si hay alguna teja suelta o torcida, sólo es necesaria una revisión visual. La inspección también ayudará a reemplazar las tejas rotas.La suciedad en las juntas y canalones pone en riesgo los desagües durante la lluvia. En este caso el agua buscará por donde bajar y lo hará por donde no deba.

La formación de grietas.

Si una teja se rompe, se desplaza o se cae, el hueco que deja dará lugar a una grieta. Sin embargo, no hace falta que ocurra eso con una teja para que se forme una grieta: esta puede deberse solo a la acción de hongos o a una mala impermeabilización. Además de un problema de atasco en los desagües.

Las grietas provocan filtraciones, humedades y goteras en el interior de la vivienda. En caso de que se detecten grietas, se debe proceder a sellarlas con un mortero aislante y luego asegurar el techo con algún material impermeabilizante. Un método recomendado es el de instalar bandas de cinc a lo largo de las junturas del tejado. Estas tiras crean una capa de óxido de cinc, que resulta inofensivo para las tejas e impide el crecimiento de hongos y otros agentes nocivos.

Tanto la formación de grietas como la rotura o desplazamiento de grietas pueden deberse a la acción de tormentas, pero también a la simple erosión causada por el clima durante un tiempo prolongado. Y existen otros factores: un techo que no recibe mucho sol (porque está bajo la sombra de un árbol o porque está orientado hacia el norte) será más propenso a la acción de hongos, algas y bacterias que uno que recibe la luz del sol de forma más directa.
Es decir, hay muchos elementos que afectan el estado del tejado. Por eso lo aconsejable, en cualquier caso, es revisarlo a conciencia para actuar a tiempo ante cualquier inconveniente.