¿Ya sabe aproximadamente cuanto puede durar su reforma, que incluye y cuanto puede costar? Tan sólo acaba de empezar, porque no son los únicos factores que debe valorar. Aquí le presentamos otros temas que también afectan a su presupuesto.

Uno o varios presupuestos

A la hora de emprender una reforma podemos decidir contratar a una empresa constructora para que se encargue de realizar todos los trabajos o pedir presupuestos a cada uno de los profesionales especializados en cada labor.
Es muy posible que con la segunda opción podamos ahorrar algo de dinero. Sin embargo, esto puede generarnos muchos problemas. Deberemos encargarnos de buscar empresas y multiplicar el estudio de presupuestos. También deberemos coordinar los trabajos. El electricista requiere del albañil para realizar las rozas, el alicatador necesita que el fontanero venga a instalar la tubería, etc.
Una obra requiere de una gran capacidad de coordinación y previsión. La experiencia y el conocimiento de cómo trabaja cada profesional es información valiosa en estos casos.

¿Cuántos presupuestos pido?

Lo ideal es que pida tres presupuestos. No tenga sólo en cuenta el precio. Este es un error común que suele cometerse. Pretender ahorrar en mano de obra puede salirnos caro al final. Valore la confianza que cada uno de ellos le ofrece. Su experiencia previa. Pida referencias a su entorno o valore los trabajos que ha realizado y para quien. Pregunte directamente al profesional y siga su intuición. La profesionalidad no se mide en todas las fases del proyecto.
Seguridad
Valore las condiciones en que un profesional le trabaja. Atención con los chapuzas. El nombre ya lo dice todo. Las empresas deben estar al corriente de pagos, con los seguros en regla. Si una empresa constructora tiene o no seguro de responsabilidad civil es algo importante si la reforma va a ser grande. Exija que los profesionales observen las normas de seguridad y prevención en el trabajo. Las empresas deben dotar de equipos de protección individual a sus empleados.

¿Es necesario un contrato?

Una obra de reforma importante requiere de un contrato. El contrato le garantiza que en caso de conflicto usted pueda reclamar. Aunque si hay un problema, al final dependerá de la solvencia de ambas partes. En caso de conflicto recuerde que es preferible un arbitraje a un juicio. Muchos profesionales y empresas piden una firma del contratante en el presupuesto como aceptación del trabajo, por pequeño que este sea. Es una forma de asegurar que el presupuesto ha sido aceptado y por tanto la ejecución de la obra.

Puedes ver más información sobre este tema en http://www.luismiguelvela.com/2017/11/27/cuenta-al-pedir-presupuesto-reforma-i/