Desmintiendo mitos sobre las reformas - Luis Miguel Vela. Constructores, albañiles y reformas en Alcazar de San Juan
construcción, reformas, albañiles, albañiles en Alcázar de San Juan, reformas en Alcázar de San Juan, reformar el baño, trabajos de albañilería
721
post-template-default,single,single-post,postid-721,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.6,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
 

Desmintiendo mitos sobre las reformas

Desmintiendo mitos sobre las reformas

¿Sabías que las viviendas reformas aumenta su valor alrededor de un 10%? Si estás dudando entre realizar una reforma o comprar una casa nueva, conviene que tengas presente ciertos factores. En este post vamos a desmentir mitos sobre las reformas. Aquí os dejamos unas anotaciones inspiradas por el diario El Mundo.

→ Costes

Ten en cuenta que, mientras que nuevos hogares están sujetos a un 10% de IVA, los de segunda mano soportan el impuesto de transmisiones patrimoniales (ITP), que es más reducido (varía entre un 6% y un 8%). Además, el mantenimiento de un piso antiguo no resulta tan costoso si se lleva a cabo una reforma que optimice la vivienda y traiga consigo un ahorro a largo plazo.

→ Encarecimiento

Hay quienes sostienen que determinados factores de los pisos antiguos, especialmente la ubicación, encarece su precio. ¡Nada más lejos de la realidad! Está comprobado que la relación ubicación/precio es muy buena.
Un detalle positivo… Ten en cuenta que los pisos antiguos, si bien necesitan algunas reformas, soportan una carga financiera menor. Esto hace posible que el vendedor haga descuentos en el precio.

→ Inversión

Hay cifras que demuestran que la diferencia de precio entre la compra de un piso nuevo y la reforma de uno viejo es muy amplia. Pese a lo que muchos creen, resulta más rentable acometer una reforma que comprar un nuevo piso. Ante la duda, ¡vale la pena arreglar la antigua casa!

→ Dificultad

No hay que confundir la cantidad con la dificultad. Cuando se trata de casas viejas, es evidente que la reforma que se lleva a cabo es mayor. Pero eso no es sinónimo de que sea más compleja. Simplemente hay más aspectos que acondicionar.

Un detalle positivo… Si se hace una reforma completa, el precio global que se exige es más rentable que el que se consigue de realizar pequeños acondicionamientos. Es decir, se consigue un precio mejor.
Y bien, ¿ya le tienes menos miedo a las reformas?